Benzodiazepinas y Disfunción Eréctil

23.02.2020

El 13 de febrero de 2020 la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva dio a conocer un trabajo publicado en la Revista Internacional de Andrología, sobre las disfunciones sexuales relacionadas con el consumo de benzodiacepinas.

El funcionamiento sexual normal de hombres y mujeres, al ser un proceso muy complejo, se ve afectado por numerosos problemas además del envejecimiento. Muchos factores afectan la función sexual y el estilo de vida de la población joven.

La disfunción eréctil es uno de los trastornos más comunes en hombres que recientemente se ha demostrado estar asociado con medicamentos psicotrópicos como agentes antihipertensivos, tranquilizantes, antihistamínicos, supresores del apetito, antidepresivos y ansiolíticos. Las Benzodiazepinas se encuentran entre los agentes psicotrópicos más comunes en todo el mundo. La disminución de la libido, disfunción eréctil y otros efectos no deseados, se observaron en los pacientes que recibieron estos medicamentos.

Situación en nuestro país

Un estudio de la Sedronar, llevado a cabo por la Dra Verónica Brasesco, directora del Observatorio Argentino de Drogas, entre los años 2016 y 2017, reveló que el 15% de la población entre 12 y 65 años consume psicofármacos con o sin prescripción médica; reveló que casi 3 millones de argentinos recurren a estos medicamentos para dormir, bajar la ansiedad o "disimular" una angustia.

Entre quienes refirieron haber consumido tranquilizantes o ansiolíticos alguna vez en la vida, la mayor parte pertenece al grupo de los benzodiacepinas, que actúan sobre el sistema nervioso central y tienen efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos y miorrelajantes. En mayor medida clonazepam (55,6%), alprazolam (30,2%) y diazepam (15,4%). Según datos de la consultora especializada IMS Health Argentina, es uno de los países con mayor consumo per cápita de clonazepam del mundo. En 2014 se vendieron más de un millón de unidades por día, 143% más que en 2004.